La Traductora, José Gil Romero y Gioretti Irisarri

Hace unas semanas reseñé en la página La Bibliotecaria de Saint-Maló, una historia sobre la ocupación nazi y sobre el amor por la cultura. Cuando empecé La traductora, sentí como si ambas novelas estuvieran ligadas de alguna forma, el sentimiento era el mismo.

El periodo de la Segunda Guerra Mundial da a los escritores de novela histórica un juego increíble, pues es un periodo que el gran público conoce y sobre el que espera grandes aventuras o tragedias.

Los autores de La Traductora, José Gil Romero y Gioretti Irisarri, llevan escribiendo juntos desde hace unos cuantos años, lo cual ha sido, como lector y tras haber terminado su obra, una gran decisión.

Contexto histórico

La novela nos sitúa en 1940, un año después de que terminara la guerra civil española, en un Madrid desolado por el hambre, la represión y el espionaje. Nuestro personaje principal es Elsa Braumman, una traductora de origen alemán que malvive vendiendo su trabajo a editoriales.

La vida tanto de esta chica y de su hermana, Melita, se verán interrumpidas a causa de una oferta que les realiza el capitán Bernal, el organizador de una charla secreta entre Franco y Hitler en Hendaya.

Madrid 1940
Madrid 1940

En esta novela de aventuras, intriga e incluso drama, daremos desde un paseo por las frías calles madrileñas, además de sumergirnos en una historia plagada de espías, traición, maquis e increíbles giros argumentales.

A destacar

Esta breve novela concentra en apenas 300 páginas una ventura trepidante con una buena cantidad de personajes interesantes, desde los militares monárquicos que pretenden sabotear la reunión de Franco en Hendaya hasta el movimiento de resistencia guerrillera.

El libro se divide en capítulos en los que se cambia cada poco de escenario, pues nos tiene que contar como se desarrolla la acción de todos los personajes que participan en la operación. Esto a mi juicio es una ventaja, pues dota a la novela de un dinamismo que hace más atractiva la trama.

Al igual que La Bibliotecaria de Saint-Maló, La Traductora nos ofrece un relato cargado de drama, en este caso derivado del final de la guerra civil, un drama que comparten todos los personajes y que les marca a la hora de desarrollarse en la trama.

Por último, me gustaría recomendar esta novela a aquellos lectores a los que les guste el periodo entreguerras y la Segunda Guerra Mundial. Si queréis leer algo mas…. os dejamos esta reseña sobre La Bibliotecaria de Saint-Maló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.