Beatriz de Bobadilla, La Gobernadora

Beatriz de Bobadilla, la gobernadora, es una de esas mujeres que, cuando lee uno sobre su vida, se asombra. En primer lugar, por la puesta en valor de este personaje femenino, también por los mitos que derrumba, y es que algunas mujeres también llegaron a puestos importantes en un mundo machista y patriarcal.

La gobernadora Beatriz de Bobadilla, no confundir con su tía que fue cortesana, fue la gobernadora de buena parte de las Islas Canarias, siendo el periodo de su gobierno uno de los más fructíferos, en lo que al proceso de conquista de refiere.

Mario Escobar ya es conocido en nuestra página por otras obras como La Bibliotecaria de Saint-Maló o La Casa de los niños. Esta novela, aunque con diferente contexto histórico, comparte muchos nexos con las anteriores, nexos que el lector irá notando a lo largo de la obra.

Este autor nos tiene acostumbrados a que sus obras estén protagonizadas por mujeres, esto es algo que yo veo positivo, principalmente porque los personajes de Mario son excepcionales, tanto por su resiliencia (en sus diferentes contextos históricos) como por su coraje ante situaciones extremas.

El contexto histórico elegido por Mario nos lleva al siglo XV, concretamente a la corte de los Reyes Católicos. Beatriz de Bobadilla es tan solo una cortesana en un mundo de tiburones.

Las intrigas y amoríos cortesanos embarcan a Beatriz de Bobadilla en una empresa harto difícil, la conquista de las Islas Canarias, que en esos momentos estaban parcialmente dominadas por los castellanos.

Aunque la mayor parte de la novela transcurre en las llamadas Islas Afortunadas, la narración nos devolverá recurrentemente a la corte, donde Beatriz de Bobadilla tendrá que enfrentarse a grandes enemigos para preservar su poder en las islas.

En el transcurso de la novela Mario Escobar coloca a Beatriz de Bobadilla ante los momentos históricos más impresionantes de su siglo y, probablemente, de la Edad Media. Estos acontecimientos históricos también enriquecen la novela con personajes que son conocidos por todos, como los reyes Isabel y Fernando, Torquemada o el descubridor Cristóbal Colon. Sin duda alguna, Beatriz de Bobadilla es el nexo que, con veracidad histórica, los une a todos.

Los personajes son el punto fuerte de la novela, la verdad es que cuesta encontrar personajes con tanto carácter y con tantas singularidades. Beatriz de Bobadilla es el ejemplo más claro, aunque también hay personajes Guanches como Fermín o judeoconversos como Sara. Estos van a enriquecer la obra mostrando al lector las diferentes visiones de la época según la clase social y la condición de cada personaje.

La vida de Beatriz de Bobadilla es solo la excusa para colocar al lector ante situaciones como la trata de la población guanche durante la conquista, la preparación de la expedición de Colón al Nuevo Mundo y la relación entre los monarcas católicos.

En definitiva, si quieren una novela plagada de personajes apasionantes con trasfondo y momentos históricos, sin duda alguna La gobernadora es una buena opción. Si quieren leer algo más de Historia Contemporánea, solo tienen que hacer clic aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.