Los tlaxcaltecas, una república en el mundo prehispánico.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Introducción a Los tlaxcaltecas

Los tlaxcaltecas son posiblemente uno de los estados mesoamericanos más conocidos, pero paradójicamente a diferencia de los mexicas o mayas, todo lo que rodea su organización política y social es un gran misterio para gran parte del mundo no especializado en estos ámbitos. Esto resulta curioso, puesto que es su decisión de ayudar a Cortés una de las más importantes durante la conquista, sino la que más, y sin embargo poco conocemos de toda la jerarquía que estuvo detrás de esta gran decisión. Es dicha acción por lo que mucha gente los considera traidores y otros tantos a Hernán como un liberador de estos, hablando muchas veces desde la ignorancia, sin tener en cuenta los matices y motivaciones propias que tuvieron los tlaxcaltecas al ayudar a los castellanos.

Los tlaxcaltecas provenían del centro-norte de México, era un grupo de raíces chichimecas, que habían llegado a la región que actualmente conforman los estados de Tlaxcala y Puebla, cerca del siglo XII o XIII, un lugar más apto para la agricultura. Estas poblaciones venidas del norte no bajaría todos al mismo tiempo, ni se asentarían en el mismo lugar exactamente, sino que más bien diversos grupos de población llegados en diferentes oleadas migratorias establecerían sus propios núcleos, (los llamados Altépetl) en diferentes puntos de la región, más concretamente lo que nos competen son 4 en especial Tepeticpac, Tizatlán, Ocotelulco y Quiahuiztlán, todos estos de un mismo origen étnico y hablando todos la misma lengua establecerían una especie de confederación, que nos puede recordar al caso de la triple alianza del lago de Texcoco, pero con sus propios matices.

Los tlaxcaltecas
Lienzo de Tlaxcala donde se muestra presencia tanto hispana como tlaxcalteca.

Expansión y guerra en la república de Tlaxcalla

Los tlaxcaltecas comenzaron consolidando su poder en la región, no siendo menos belicosos que cualquier otro pueblo en Mesoamérica, pero utilizando la diplomacia de una manera excelsa para sacar el mayor beneficio posible de su posición dentro de la región del Valle de Puebla-Tlaxcala. Tal es el caso de como utilizaron a sus vecinos otomíes del norte, permitiéndoles asentándose en la región, más concretamente a los alrededores de los 4 señoríos principales de Tlaxcallan, a cambio de prestar su fuerza militar para protegerlos de invasores externos, utilizando fortificaciones ya existentes de incluso siglos de antigüedad , -resalta el caso de Cacaxtla- , las cuales fueron reedificadas por los tlaxcaltecas, y utilizadas para mantener bajo control cualquier intento de invasión proveniente del valle de México, o incluso del sur del Valle de Puebla.

Los cuatro señoríos principales eran iguales, y ninguno tenía potestad sobre otro, así como una cierta independencia entre sí, y los cuales su forma de gobierno recuerden a la de una especie de república, la cual es conocida por el nombre de “República de Tlaxcallan”, con esto no hay que creer en que fueran una sociedad igualitaria ni mucho menos, pero si está claro que el poder no recaía únicamente sobre una persona, por lo que se tendría que llegar a acuerdos entre los diferentes señores de la confederación para los temas más relevantes de esta, ya que su sistema “era la base para la participación rotativa en los trabajos públicos, en la recolección del tributo, en el culto religioso” (García, 2018:72)

Los tlaxcaltecas se entrenaban desde pequeños, recuerda un poco a la enseñanza mexica, en el adiestramiento de armas, eran una sociedad altamente militarizada, ya que muchas de las ventajas sociales que podías obtener, se debían en la mayoría de los casos a acciones militares de gran proeza, De hecho López Corral, en Arqueología Mexicana  núm. 139 nos habla sobre la Republica de Tlaxcala de la siguiente manera: “Para entender esta forma de gobierno, similar al de una república, debemos retomar la tradición guerrera tlaxcalteca mediante la cual los individuos podían obtener títulos nobiliarios, tierras y tributarios, así como acceder a puestos de poder.”

En cuanto a los conflictos que tuvieran los tlaxcaltecas con otros pueblos, sin dudas destaca la triple alianza por encima de todos ellos, desgraciadamente mucho de los puntos desde los cuales se aborda este conflicto cae en ocasiones en la típica proponga nacionalista que intenta enaltecer o ensuciar el pasado de un pueblo en particular. Ejemplo de esto es el hecho de que los diferentes altépetls de origen tlaxcalteca no estaban subordinados de ninguna manera ante el imperio mexica, por lo que el discurso de la llegada de los hispanos como liberadores de estos cae en saco roto (hablando específicamente de este pueblo).

Para esta parte retomo el artículo de José Eduardo Martínez “En torno al concepto de guerra florida entre tlaxcaltecas y mexicas” en donde menciona la escasa frecuencia de guerras entre mexicas y tlaxcaltecas referidas en las fuentes históricas, lo que contradice lo que tradicionalmente se ha pensado al respecto con base al concepto de guerra florida. Y aunque es claro que hubo enfrentamientos entre estos dos entes, el trato religioso y social de las llamadas “guerras floridas” no deja de estar del todo claro, y entre muchas de las consideraciones que supondría la guerra florida una de estas es que fue pactada para realizarse entre mexicas y aliados contra cualquier señorío del valle poblano-tlaxcalteca, trátese de Cholula o Huexotzinco, ya que según algunos investigadores “La guerra florida fue una actividad que en conjunto realizaban las principales provincias de la región y por tanto Tlaxcala debió de haber participado en cada una de ellas, de manera directa o indirecta. Aunque sigue siendo una incógnita para los investigadores todo el trasfondo de esta práctica.

Entonces nos queda la incógnita, ¿Por qué los tlaxcaltecas se aliaron con los castellanos?, bueno sin duda esto es algo complejo de contestar, pero bastar con saber que el trato que tuvo Tlaxcallan con Cortés no fue siempre cordial, por el contrario; los primeros acercamientos que tuvo el conquistador extremeño a territorio tlaxcalteca fue de manera hostil, así como la decisión de ayudar a los extranjero fue bastante discutida. Podríamos decir que los tlaxcaltecas lejos de encontrar una figura “liberadora” en Cortés, lo que si encontraron fue un aliado, uno que les ayudo a no solo deshacerse de sus enemigos dentro de la región, sino que también por estas acciones lograron acceder a derechos de los cuales otros pueblos mesoamericanos no corrieron la misma suerte como el pago de tributos abusivos o el uso de sus mujeres y hombres en trabajos de cuasi esclavitud. En palabras del historiador Federico Navarrete “Los tlaxcaltecas mantuvieron su condición de conquistadores, y como aliados cristianos fueron exentos de tributo y dueños de su gobierno y territorio hasta el siglo XIX.”

Referencias:

  • Contreras Martínez, José Eduardo, “En torno al concepto de guerra florida
    entre tlaxcaltecas y mexicas”, en Dimensión Antropológica, vol. 3, enero-
    abril, 1995, pp. 7-26. Disponible en: http://www.dimensionantropologica.inah.gob.mx/?p=1537
  • Aurelio López Corral, Lane F. Fargher, Ramón Santacruz Cano, “La república de Tlaxcallan“, Arqueología Mexicana núm. 139, pp. 42 – 53.
  • Borejsza, Aleksander, “Tlaxcala en la época prehispánica ”, Arqueología Mexicana núm. 139, pp. 26-31.
  • López Corral, Aurelio, Lane F. Fargher, Ramón Santacruz Cano, “La República de Tlaxcallan”, Arqueología Mexicana núm. 139, pp. 42-53.
  • La República de Tlaxcala ante el rey de España durante el siglo XVI
    Historia Mexicana, vol. LXI, núm. 3, enero-marzo, 2012, pp. 1049-11
  • Luis Manuel Vázquez Morales, El encuentro de Cortés y Xicohténcatl. La visión de los conquistadores., México, Noticonquista, http://www.noticonquista.unam.mx/amoxtli/2031/2027. Visto el 16/08/2021
  • Darío Brooks. (2019). Tlaxcala: por qué 500 años después en México no perdona la alianza tlaxcalteca con el conquistador Hernán Cortés. 2021, de BBC News Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-47703084
  • Luis Reyes García. (2018). “Los cuatro señoríos tlaxcalteca. ¿Organización político territorial de origen colonial o prehispánico?. México: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas.

Si queréis leer más sobre el mundo prehispánico, podéis leer el resto de mis artículos aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.