Redes viarias en la Hispania Romana

Las vías romanas, un esqueleto para la Hispania romana

El control del territorio por parte de Roma estuvo estrechamente ligado con el dominio militar, por ello el desplazamiento de los ejércitos tuvo que estar acompañado de un sistema viario. Estas redes viarias en muchos casos se extendieron más allá de los territorios administrados por Roma, en gran medida por razones económicas.
El mantenimiento de estas vías procedía directamente de las administraciones provinciales, los gobernadores delegaron en terceros la administración de las vías ya desde época republicana. A lo largo del tiempo se fueron ampliando lo que fueron las “arterias” del imperio.
Para el estudio de las vías debemos tener en cuenta la epigrafía, esta se encuentra generalmente en los miliarios y nos da información acerca de los constructores de las vías, en muchos casos son los gobernadores de la provincia, por otra parte, daba información sobre las localidades que unían dichas vías.
La intensa actividad económica hizo que los gobiernos provinciales se plantearan la construcción de nuevas vías, estas en muchos casos son construidas por las propias legiones. Estas contaron con especialistas para guiar a la mano de obra en las diferentes fases de construcción, de igual modo estos cuerpos del ejército se encargaron en ocasiones de mantenerlas.
Un ejemplo claro de su participación es el caso de la Hispania Citerior, en la que se asentaron las regiones V Gemina y X Gemina. La construcción de las vías coincidió con las campañas militares que se realizaron en el norte de la península contra cántabros y vascones.
El trabajo de las legiones sobre estas redes no se limitó a su construcción, sino que se repararon o mejoraron vías cercanas a Braga o Astúrica, dos localidades realmente importantes por la plata hispana.
Como hemos mencionado antes en muchos miliarios vemos el nombre del gobernador provincia, ciertamente este delegó la gestión en otros cargos, esto denota la burocracia que existía dentro de las mecánicas provinciales. El cargo designado para quien además de aspectos relacionados con el fisco se ocupaba de la supervisión de las vías fue el Procurator provinciae. (Melchor, 1992: 125-126)

hispania romana
Mapa de calzadas de la Hispania romana

Las provincias hispanas debido a su prematura adscripción a la república romana fueron las primeras en tener su propio sistema viario, posteriormente a conquista del norte se abrieron diversas rutas que conectaban localidades hispanas como Híspalis o Astúrica Augusta con Roma.
Estas nuevas rutas relacionadas con la plata no solo van a fortalecer económicamente las administraciones, sino que también hará que las ciudades anteriormente mencionadas crecieran hasta ser denominadas grandes urbes.
La vía Augusta va a ser una de las más importantes dentro de la Península Ibérica, esta pasará por las actuales Tarragona, Huesca, Zaragoza y Burgos, para la realización del camino no se construyó solo en un terreno favorable, sino que el terreno se adaptó, eliminando tierras vegetales o explanando el terreno.
Esta vía, aunque se construyó en torno a los años 9 y 6 a. C, también tuvo trabajos de reparación y reposición en torno al siglo III d.C. En este caso para las reposiciones se fueron sustituyendo los bordillos por otros de los mismos materiales, aunque para la superficie de rodadura se utilizó grava de cuarcita.
Los miliarios encontrados a principios del siglo XIX nos muestran que estas reparaciones fueron realizados a finales del siglo III d.C, momento en el que gobernaba Claudio II o Tácito, aunque esto aún no está confirmado.
En la actualidad la conservación de estas rutas supone tanto un problema como un reto, puesto que desde el siglo XIX se llevan destruyendo rutas como la de Caleruega para utilizar esa tierra para el cultivo.
Este problema no solo afecta a las vías, sino que los puentes, que fueron símbolos de la grandeza romana a la hora de superar obstáculos naturales, han sido rehabilitados sin utilizar las mismas técnicas usadas por los propios ingenieros romanos, dando una visión distorsionada de lo que un día fueron estos puentes.

Si quieren leer más sobre la Hispania romana, pueden hacer clic aquí.

Bibliografía:

  1. Fernández, C. A. (2015). Materiales y técnicas constructivas de las vías romanas: La vía de Italia in Hispanias/item ab Asturica Tarracone en Hispania. Pyrenae, 46(1), 109-129.
  2. Melchor, G. (1992). Sistemas de financiación y medios de construcción de la red viaria hispana. Habis, (23), 121-138.
  3. Moreno G. (2011). Valorización de las vías romanas. Ingeniería Y Territorio, (92), 62-69.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.