El Maestro, una historia del gueto de Varsovia

Mucho se ha escrito sobre el Gueto de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial, uno de esos creadores es nuestro autor Mario Escobar, que ya ha escrito sobre la comunidad judía en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, un ejemplo es La casa de los niños, una novela realmente interesante donde se nos plasma la persecución de la comunidad hebrea en Países Bajos.

En El maestro, de de apenas 300 páginas editada por Harper Collins se nos narra la historia de Janusz Korczak, el maestro encargado de uno de los orfanatos más importantes de Varsovia. Este personaje aparece descrito como una eminencia en las ondas de la capital polaca y como un personaje realmente respetado en los tiempos anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Un aspecto interesante es que la novela solo se desarrolla en un escenario, la ciudad de Varsovia. Desde el punto de vista cronológico, la novela comprende la mayor parte de la contienda mundial, pues comienza momentos antes de la ocupación de la ciudad por los nazis y finaliza con el conocido alzamiento de la ciudad frente a los nazis, en los años finales de la misma.

El autor utiliza este escenario para varias cosas, primero mostrarnos como vivía la comunidad judía en Polonia y para a su vez, describirnos a grandes rasgos la sociedad polaca justo en el momento de auge de los nacionalismos y fascismos.Mario Escobar

Como eje fundamental tenemos el antisemitismo, que está presente en toda la novela, pues lo sufren los personajes y, además, será reflexionado por los mismos.

La descripción del gueto, su funcionamiento e incluso su división en clases sociales es quizá el aspecto más innovador que ha introducido Mario Escobar a la novela, pues nos describe el infierno en la tierra para la comunidad judía, describiendo las penurias que allí vivieron, el colaboracionismo y el intento de creación de una sociedad paralela al margen de la sociedad varsoviana.

Otro aspecto interesante es el papel de los niños a lo largo de la novela. El autor recurre recurrentemente a los personajes infantiles para que sus mayores reflexionen acerca de los temas centrales de la novela, el nacionalismo, el antisemitismo, el odio irracional y la cosificación del ser humano. Son los niños los que enseñan la fortaleza del amor frente al dio desenfrenado del fascismo.

Para concluir, me gustaría añadir que El maestro es una lectura para todos, especialmente para aquellos lectores más jóvenes, ya que pueden reflexionar sobre cuestiones que, aunque parecían superadas, están volviendo a aflorar en nuestras sociedades, como son el odio y el fascismo.

Si quieres leer más sobre Historia Contemporánea puedes hacer clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.