Muertes Regias: ¿Cómo murieron los reyes de España?

Las muertes regias siempre han sido un punto de inflexión en las diferentes formaciones políticas. Siempre que muere un rey hay alguien esperando su momento para alcanzar cotas de poder o incluso coronarse a sí mismo como monarca.

Manuel García Parody, catedrático de Geografía e Historia por la UNED, nos trae un libro realmente diferente a su campo de estudio habitual, que es la época Contemporánea y el socialismo español.

En una obra de menos de 300 páginas, de una forma distendida, nos narra ya no solo la muerte, sino las vicisitudes en torno a diversos monarcas que fueron decisivos para el desarrollo de los reinos que hoy conforman la nación española.

Desde el rey visigodo Ataúlfo, pasando por Rodrigo, Isabel la Católica, Blanca de Navarra o por Pedro II de Aragón, el autor se propone contarnos tanto sus reinados, que en algunos casos son breves debido a su muerte, su legado y su sucesión. En algunos casos, estas descripciones se acompañan de curiosidades e incluso de mitos y leyendas en torno al respectivo monarca.

Muertes Regias
Muertes Regias

A mi juicio es realmente interesante el echo de que hayan incluido a las reinas que tenemos en la Península Ibérica, ya que, aunque fueron pocas, tuvieron un papel decisivo en la vida política peninsular. Además, esta obra ofrece una visión global sobre el papel de estas mujeres con respecto a su cargo y en relación con sus maridos.

Probablemente lo mejor de esta obra son la cantidad de curiosidades que aporta respecto a los diversos monarcas, es probable que una buena parte de los lectores ni siquiera superan quien es Favila más allá de la expresión ¡Espabila Favila, que viene el oso!

El lenguaje sencillo hace que esta lectura, cogiéndola con ganas, solo dure en nuestras manos un par de días.  En definitiva, esta es una buena obra divulgativa para todos aquellos que les guste tanto la Edad Media como la Edad Moderna, en ella encontrarán un sinfín de datos curiosos que complementarán conocimientos generales.

Si quieres leer más, aquí tienes más artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.