Los Chicago Boys

Introducción a los Chicago Boys

El documental trata de los Chicago Boys, un grupo de estudiantes que se formaron en la Universidad de Chicago y que, tras el golpe de estado de Augusto Pinochet en Chile, fueron los que diseñaron la política económica neoliberal que aplicó la dictadura. Entre los entrevistados está el profesor Harberger al que se le considera el padre de este grupo. El profesor que en esos momentos era referencia en la Universidad de Chicago era el profesor Friedman.

Entre este grupo de estudiantes que en esos momentos cursaban 4º y 5º estaban Sergio de Castro y Ernesto Fontaines, que eran estudiantes de la Universidad Católica de Santiago. Este acuerdo de cooperación entre las universidades estaba financiado por los EE.UU y duró ocho años (1956-1964).

El objetivo primordial del programa según cuenta en el documental el profesor Harberger era aumentar el nivel de los estudios de economía en las universidades chilenas. Niega que este programa estuviese relacionado con la guerra fría. Sin embargo, los datos parecen apuntar en otra dirección.

En 1956 en los EE. UU invirtieron más de siete millones de dólares en poner al descubierto en países de Latinoamérica la amenaza del comunismo, También ese mismo año los fondos federales destinados a las universidades americanas para la ayuda al desarrollo de las universidades en países latinoamericanos pasó de 700,000 mil dólares a 6,200,000 dólares.

El grupo que protagoniza el documental y que tanta relevancia tuvieron durante la dictadura fue el que salió en 1956 para cursar parte de sus estudios en la Universidad de Chicago. El compromiso que adquirían era el de regresar a Chile y permanecer como mínimo dos años como profesores en la universidad en Chile.

Los Chicago Boys hablan del choque cultural que les supuso, no solo por todo lo que estaba relacionado con las costumbres, sino como ellos relatan por el volumen de trabajo y los métodos de la universidad muy diferentes a lo que estaban acostumbrados.

Chicago
Los Chicago Boys con Pinochet

Acciones económicas en Chile

Los componentes del grupo, durante el tiempo que estuvieron en los EE. UU., convivieron muy estrechamente. Esto hizo que se forjaran unas relaciones muy estrechas entre ellos. Esta convivencia forjó una amistad que duró toda su vida. En el documental hablan de sí mismos como una mafia, con solidas convicciones intelectuales y orgullosos de la contribución que realizaron al progreso de su país.

En un principio tuvieron problemas cuando a su regreso intentaron cambiar los métodos de enseñanza. Querían elevar demasiado deprisa el nivel e intentaron implantar una cultura de trabajo que debió chocar con los métodos que imperaban en ese momento en la Universidad.

Por otro lado, tampoco parece que tuviesen un gran efecto en los círculos políticos de la derecha chilena del momento. Cuentan la anécdota que tras una reunión con Jorge Alessandri ex presidente de Chile y candidato por la derecha chilena en las elecciones cruciales del 1970 que ganó Salvador Allende, donde le expusieron una serie de medidas programática este le dijo a uno de sus ayudantes “saquenme a estos locos de aquí”.
En el reportaje algunos de ellos son muy críticos con la situación de Chile tras la victoria de Allende. Especialmente en la que se refiere a la economía del país en esa época, que en su opinión se estaba yendo a la m….

Para ellos el golpe antes que militar fue civil y citan como uno de los principales conspiradores a Agustín Edwards que en esa época era el dueño del Mercurio, uno de los periódicos más importantes de Chile y al que se responsabiliza de haber sido la persona a través de la cual la CIA había financiado la desestabilización del gobierno de Allende.
Emilio Sanfuentes (uno de los Chicagos Boys) que pertenece a la camarilla de Edwards será el nexo que una a ambos grupos. A través de él y por encargo de este grupo redactan un programa económico amplio, Por su volumen físico se le conocerá como “El ladrillo” y sentará las bases de la política chilena una vez ejecutado el golpe de estado por parte de los militares. Eso sí, ellos niegan que supiesen que se estaba fraguando un golpe. Dicen que lo hicieron meramente como un ejercicio intelectual.

Importante fue la visita de Friedman a Chile como respaldo a la política que se estaba llevando a cabo por parte de los tecnócratas que en buena pare procedían de este grupo.

Un punto tenso del documental es cuando se le pregunta por la represión del régimen. Que pesaban, cuál era su opinión, que se hablaba dentro del gabinete (consejo de ministros) en este punto se intuye tensión en la respuesta. Ellos niegan haber tenido conocimiento alguno de la represión y que en aquellos momentos pensaban que todo lo que se hablaba sobre desaparecidos y malos tratos eran mentiras. En el documental muestran una posición ambigua, si bien no condonan la violencia que ejerció el régimen sí que parece que la justifican en aras de un bien mayor. Para ellos parece que el fin, la implantación de su programa económico a la larga justificó los medios.

En resumen, es un documental interesante para comprender cuales fueron las consecuencias que llevó a Chile a ser uno de los primeros países en aplicar unas políticas económicas de orden neoliberal y nos permite conocer un poco a los hombres que les tocó implementarlas, los Chicago Boys.

Si quieren leer alguna reseña tanto de libros como de series y documentales como este de los Chicago Boys solo tienen que hacer clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.