Reseña: Yo, Manuel Azaña, tomo la palabra

Manuel Azaña ha sido uno de los personajes más controvertidos del siglo XX, para muchos es considerado el alma de la Segunda República. En esta obra Francisco Cánovas pretende darnos una visión más cercana de este personaje, utilizando para ello las memorias que dejó escritas antes y durante la guerra civil española.

Esta obra sirve para darnos la visión de Azaña sobre la República y los sucesos que llevaron a España a la contienda civil, además de mostrarnos claramente el proyecto político del que fue presidente de la República.

Manuel Azaña
Manuel Azaña

Respecto al periodo de la guerra civil, Francisco Cánovas utiliza los cuadernos de Pedralbes y la Pobleta, en los que irá contando sus reflexiones sobre la marcha de la guerra y su proyecto, el relacionado con el “Partido de la paz”.

El proyecto político de Azaña durante la guerra fue el de conseguir un armisticio o una paz negociada con los rebeldes a través de Francia e Inglaterra. Esta visión chocó con el proyecto negrinista de la resistencia a ultranza. En los capítulos referentes a la contienda explicará las diversas gestiones encaminadas a terminar la guerra.

Esta obra, que nos muestra a un Azaña más cercano, lo hace también en los momentos más críticos del estado republicano, por ejemplo, durante la ofensiva final en Cataluña, meses antes del fin de la guerra. En estos capítulos podemos apreciar que nuestro personaje se sentirá derrotado y buscará una salida a un conflicto que, a esas alturas, ya está finalizando.

En definitiva, este libro constituye una forma didáctica y sencilla de mostrarnos el pensamiento de Azaña en uno de los momentos más críticos de la historia de España. Los diálogos son exquisitos y los capítulos cargados de reflexión sobre los temas centrales en los que se vio envuelto la vida política española.

Si alguien quiere más información sobre Azaña, les dejamos el link a la asociación Manuel Azaña aquí. También podéis escuchar nuestro podcast sobre la Segunda República española. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.