Celia en la Revolución

Introducción

La novela, Celia en la Revolución, narra las vivencias de su autora durante la Guerra Civil española. Bajo el seudónimo de Elena Fortún se esconde una madrileña. María de la Encarnación Gertrudis Jacoba Aragoneses y de Urquijo que la escribió bajo el seudónimo de Elena Fortún. Si bien el manuscrito estaba ya listo en 1943 la novela no verá la luz hasta 1987.

La guerra civil española ha sido novelada por autores, tanto nacionales como internacionales. Sin lugar a dudas, Hemingway con, Por quién doblan las campanas o Orwell con Homenaje a  Cataluña me vienen a la cabeza. Pero también cabe destacar Madrid de Corte a Checa, de Agustín Foxá o A sangre y fuego: Héroes, bestias y mártires de España de Manuel Chaves Nogales.

De entre todas las guerras, las civiles son por su naturaleza las más viles y crueles. Ya lo decía Machado, “Mucha sangre de Caín tiene la gente labriega” y no se equivocaba mucho. La España de entonces era en su mayoría rural pues incluso la incipiente clase obrera hacía cuatro días que había colgado los aparejos de labranza para ocupar su puesto en la incipiente industria.

celia en la revolución
Celia en la revolución

Celia en la Revolución y su contexto

En su libro, Elena Fortún,  nos da una visión muy humana a través de Celia, el personaje de sus famosos cuentos, de lo que ella vivió en aquellos años. En la novela sus integrantes se van cruzando en el camino de Celia mostrando con sus hechos lo mejor y lo peor de la condición humana. Desde los que se convirtieron en delatores por envidias y rencores o por propia supervivencia, hasta aquellos que antepusieron su humanidad a sus propios intereses.

No me extraña que fuese una novela que no gustó en ambos bandos. En ella más que equidistancia hay una feroz crítica a ambos contendientes y a la sociedad que los apoyaba.

Es una novela que, como sugirió Elvira Lindo, debería ser lectura recomendada en los institutos. En un país, que tiene dificultades para abordar este episodio de nuestra historia. Está novela desde luego serviría para iniciar tan necesario debate entre lo jóvenes sobre que fue la Guerra Civil y como se vivió desde las diferentes perspectivas de cada bando.

En esta novela, no solo vemos reflejada la guerra en sí, sino que también nos hace un retrato de cómo era España en esos años. Podemos, a través de Celia, vivir ese Madrid en guerra, las penurias, el hambre, los fusilados. Esas familias rotas, sus miembros enfrentados. Sus descripciones a veces brutales de los bombardeos y sus consecuencias nos estremecen a la vez que casi podemos sentir el horror que ella vivió y tan vivamente refleja.

Me gustaría terminar esta reseña sumándome a Elvira Lindo en la recomendación de este libro para las jóvenes generaciones presentes y futuras. Es un libro que se puede leer en familia. Una novela que daría lugar a un debate, ahora que tan de moda está el concepto de memoria histórica, que podría ser muy fructífero e ilustrativo. No es un libro para sectarios, si buscas un libro que alabe la II República y satanice el franquismo este libro no es para ti. Si es por el contrario un libro para reflexionar. Escrito en un lenguaje sencillo, directo y a veces brutal.

Si te ha gustado esta reseña sobre Celia en la Revolución y te gustaría leer algo más, no dudes en ir a nuestra sección de reseñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.